Seleccionar página

Tomar una foto digital, es sólo el primer paso de la foto, después tendremos que “revelarla” y ajustarla a ser posible a nuestro gusto, estos cambios pueden ser definitivos para que una foto que tiene poco contenido, pase a ser una buena foto, al menos bastante mas interesante, esta labor que en la época del carrete la hacía el laboratorio (muy levemente o tocando lo mínimo posible), ahora la hacemos los fotografos y se entiende que es parte del trabajo o del proceso de la toma de la fotografía. Es la gran desventaja o ventaja según se mire de la fotografía digital, te obliga a ser mucho mas creativo si quieres que tu obra o tus fotos se diferencien en algo de la de los demás, por lo que a todos los elementos que componen la fotografía (composición, luces, ritmo, textura…) se añade el post-proceso, a mi me apasiona “retocar las fotos” y sacar lo mejor de ellas, en el fondo tampoco soy tan buen fotógrafo.

Un ejemplo de esto lo podemos ver en esta foto de un rabilargo que  tomé hace unos días.

Rabilargo no tratada

Despues de algunos retoques básicos de niveles por zonas, la he convertido en esta otra.

Rabilargo tratada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR